//
you're reading...
Sin categoría

Descubren en Egipto mediante un satélite a 700 km de altura: 17 pirámides, más de 1.000 tumbas y alrededor de 3.000 asentamientos.

Un equipo de la Universidad de Alabama, en Birmingham, ha utilizado imágenes por satélite combinadas con tecnología de infrarrojos para descubrir restos arqueológicos pertenecientes al antiguo Egipto. Han salido a la luz 17 pirámides, más de 1.000 tumbas y alrededor de 3.000 asentamientos.

foto BBC

La egiptóloga estadounidense Sarah Parcak lidera el grupo de investigadores de la Universidad de Alabama, en Birmingham, que ha realizado los descubrimientos. Para ello se han servido de imágenes captadas por satélite. A partir de este examen se ha aplicado rajos infrarrojos para diferenciar los restos arqueológicos de otras construcciones y del entorno natural.

El equipo ha dado con 17 pirámides, más de 1.000 tumbas y unos 3.000 asentamientos pertenecientes al antiguo Egipto. Las imágenes han hecho posible encontrar muchos restos que a lo largo de los siglos han quedado enterrados bajo la arena y sumergidos en el olvido.

No es la primera vez que los resultados obtenidos a través de un satélite proporcionan la información necesaria para localizar posibles yacimientos arqueológicos. Sin ir más lejos, la utilización de Google Earth sirvió para encontrar 2.000 puntos susceptibles de ser excavados . Aunque también es posible enfocar su uso para prevenir los saqueos de estos lugares.

Más allá de la utilización de la tecnología para hallar sitios de interés histórico y arqueológico, Sarah Parcak señala que se trató de un trabajo meticuloso: “Hemos estado llevando esta investigación de forma muy intensa a lo largo de más de un año. He podido ver los datos mientras aparecían, pero para mí el momento en el que dije ‘¡Ajá!’ fue cuando pude dar un paso atrás y observar todo lo que habíamos encontrado.”

Tecnología para apoyar a los arqueólogos

El equipo al completo no se creía que hubieran podido localizar tantos sitios en Egipto. “Excavar una pirámide es el sueño de todo arqueólogo”, remata Parcak. Los primeros trabajos sobre el terreno están confirmando los descubrimientos realizados por satélite, incluidas dos de las supuestas pirámides, según publica la BBC.

El satélite del que se ha servido el equipo órbita a 700 kilómetros sobre la superficie terrestre. Sus cámaras tienen capacidad suficiente para dar con objetos de hasta 1 metro de diámetro. Las imágenes pasadas por rayos infrarrojos han sido analizadas cuidadosamente. Dependiendo del material que estuviera bajo la superficie éste se marcaba de forma distinta en las fotografías. Al estar las antiguas casas de los egipcios hechas de barro, éste sale a relucir en las imágenes de infrarrojos, avisando de un posible yacimiento.

La tecnología se está convirtiendo en un apoyo básico para los arqueólogos. Recientemente se descubrió una pirámide maya gracias a los mapas en 3D  al GPS . Por otra parte, en la labor de clasificación de los restos, unos científicos de la Universidad Autónoma de Barcelona desarrollaron un sistema para identificar las piezas con códigos QR.

Parcak resumen en una frase los nuevos métodos de la arqueología: “Indiana Jones es de la vieja escuela, hemos pasado página Indy, lo siento Harrison Ford.”

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: